SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES - La Porziuncola

lunes, 27 de julio de 2015
Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo entre las mujeres ninguna semejante a ti, hija y esclava del altísimo Rey sumo y Padre celestial, madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo, esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros, junto con el arcángel san Miguel y todas las virtudes del cielo y con todos los santos, ante tu santísimo Hijo amado, Señor y maestro.

Como cada año, al acercarse el 2 de agosto, la Basílica de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula (Asís) se dispone aacoger a los miles de peregrinos que, procedentes de toda Italia y de otros muchos países, llegarán hasta ella para  obtener la Indulgencia de la Porciúncula o el “Perdón de Asís”. La gran Basílica de los siglos XVI y XVII encierra la humilde iglesita dela Porciúncula, segunda morada, después del tugurio de Rivotorto,  de la vida evangélica y fraterna de Francisco y de la primera generación franciscana, y lugar santo en el que Francisco, la tarde del 3 de octubre de 1226, “cumplidos en él todos los misterios de Cristo, acogió a la hermana muerte cantando”. 

 Según una antigua tradición, que se remonta al 1216, en la Porciúncula, bajo el amparo de la  Madre  de  Dios,  el  mismo  Cristo,  apareciéndose  a  Francisco,  le  concedió  la  extraordinaria indulgencia  del  Perdón  de  Asís.  El  origen  de  esta  Indulgencia  es  uno  de  los  sucesos  más discutidos en la vida de San Francisco. Las leyendas franciscanas del siglo XIII no hablan de ella; tampoco se publicó ningún diploma de la Cancillería romana referente a su concesión. Pero más allá de las controversias históricas acerca de los  orígenes y circunstancias de la concesión de la Indulgencia, lo cierto es que la Iglesia ha seguido, hasta nuestros días,otorgando y ampliando esa gracia extraordinaria, puerta siempre abierta para otorgar el perdón y la misericordia de Dios. 
Un día del verano de 1216, el Pobrecillo partió para Perusa, acompañado del hermano Maseo.  La  noche  anterior  Cristo  y  su  Madre,  rodeados  de  espíritus  celestiales,  se  le  habían aparecido en la capilla de Santa María de los Ángeles: 

 - Francisco -le dijo el Señor-, pídeme lo que quieras para gloria de Dios y salvación de 
los hombres. - Señor -respondió el Santo-, os ruego por intercesión de la Virgen aquí presente, abogada del género humano, concedáis una indulgencia a cuantos visitaren esta iglesia. La  Virgen  se  inclinó  ante  su  Hijo  en  señal  de  que  apoyaba  el  ruego,  el  cual  fue  oído. Jesucristo ordenó luego a Francisco se dirigiese a Perusa, para obtener allí del Papa el favor deseado. Ya en presencia de Honorio III, Francisco  le habló así: -Hace poco que reparé para vuestra Santidad una iglesia dedicada a la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios. Ahora vengo  a  solicitar  en  beneficio  de  quienes  la  visitaren  en  el  aniversario  de  su  dedicación,  una indulgencia  que  puedan  ganar  sin  necesidad  de  pagar ofrenda  alguna.  - Quien  pide  una indulgencia -observó el Papa-, conviene que algo ofrezca para merecerla... ¿Y de cuántos años 
ha de ser esa que pides? ¿De un año?... ¿De tres?... - ¿Qué son tres años, santísimo Padre?  -¿Quieres  seis  años?...  ¿Hasta  siete?  -  No  quiero  años,  sino  almas.  -  ¿Almas?...  ¿Qué  quieres decir con eso? - Quiero decir que cuantos visiten aquella iglesia, confesados y absueltos, queden libres  de  toda  culpa  y  pena  incurridas  por  sus  pecados.  -  Es  excesivo  lo  que  pides,  y  muy contrario a las usanzas de la Curia romana. -Por eso, santísimo Padre, no lo pido por impulso propio,  sino  de  parte  de  nuestro  Señor  Jesucristo.  -  ¡Pues  bien,  concedido!  En  el  nombre  del Señor, hágase conforme a tu deseo. 


Condiciones para obtener la indulgencia
El Perdón de Asís se puede obtener para uno mismo o por los difuntos. Las condiciones son las prescritas para las indulgencias plenarias.
1) Visita al Santuario ó a una Iglesia franciscana con la recitación de un Padrenuestro y un Credo
2) Confesión sacramental y Santa Comunión
3) Rezar según las intenciones del Sumo Pontífice. (Padre Nuestro, Ave María y Gloria)



Nada de este mundo nos resulta indiferente

viernes, 17 de julio de 2015
Es uno de los subtítulos de la Encíclica del Papa Francisco " Laudato si' ", donde nos recuerda que "los progresos científicos más extraordinarios, las proezas técnicas más sorprendentes, el crecimiento económico más prodigioso, si no van acompañados por un auténtico progreso social y moral, se vuelven en definitiva contra el hombre" (n. 4). 

Para los que aún no han leído esta bella encíclica, gozosa y dramática a la vez, como la describe el mismo Papa, puede descargarla en el siguiente link: http://1drv.ms/1J5dNx6 


PAZ Y BIEN

Fray Corrado Inserra

jueves, 9 de julio de 2015
PAZ Y BIEN

Estimados hermanos todos.
Para aquellos que tienen una relación más cercana a nuestra Provincia Franciscana Conventual de México, les comunicamos la noticia del fallecimiento de nuestro hermano de la Provincia de Sicilia, el día de hoy 9 de julio a las 5:00 de la mañana (hora de Italia), a 94 años de edad

Fray Corrado Inserra
Fray Corrado (con bufanda) en su última visita a México
durante el Capítulo Provincial (octubre 2013)


muy amado por todos los que tuvimos la oportunidad de conocerlo.
Dios lo envió a ser fundador de la Orden Franciscana Conventual en México. Su amor a Dios, su oración en silencio, su actividad misionera en favor de nuestra Provincia, su esfuerzo y sacrificios han hecho posible, con la bendición de Dios, que hoy exista en México esta obra de Dios que es nuestra Provincia de México. 
Ciertos que ya goza en la presencia de Dios, ahora más que nunca le encomendamos su intercesión por cada uno de los frailes de nuestra Provincia de México y de Sicilia.
Descanse en Paz.



PRESEMINARIOS 2015

jueves, 11 de junio de 2015

CAPÍTULO EXTRAORDINARIO PROVINCIAL 2015

jueves, 23 de abril de 2015
Con fecha programada para los días 20-24 de abril 2015, convocados todos los frailes que integran nuestra Provincia de México “Nuestra Señora de Guadalupe” en el convento “María Inmaculada”, hemos realizado por gracia de Dios nuestro Capítulo Extraordinario Provincial.


Desde el comienzo del Capítulo, el Ministro Provincial nos compartía que este capítulo tendría una marcada característica jurídica, ya que los trabajos se enfocaban en la aprobación por parte de la fraternidad reunida en Capítulo, de los Estatutos Provinciales, de los Estatutos de las Obras Provinciales y de los estatutos para la Formación Inicial y Permanente.

Conforme avanzaban los trabajos capitulares y el ritmo de oración en fraternidad nos iluminaba la mente y corazón, fuimos descubriendo que lo jurídico nos estaba llevando a una profunda revisión de nuestra vida en todos sus aspectos, y al mismo tiempo nos impulsaba a sentar las bases para una proyección de nuestra vida con una dirección y meta bien definidas: hacia Cristo siguiendo las huellas del Seráfico Padre Francisco. Inicio, camino y meta se encontraban, llamado vocacional y confirmación en el Espíritu del don recibido nos hacían arder el corazón.

Ya concluido el Capítulo Extraordinario y recibida la bendición final invocada por el Asistente General de la FALC fray Carlos Trovarelli, nos quedaba claro que esta conclusión se convertía ahora en inicio renovado de nuestro caminar como Provincia, saboreando el significado de aquellas palabras del Apocalipsis “Yo hago nuevas todas las cosas”.

Damos gracias a Dios, Alto y Glorioso, que nos hace experimentar con particular delicadeza los frutos de la Pascua del Señor de nuestras vidas y nos confirma que no hay riqueza mayor que servirlo y adorarlo.

Paz y Bien.











El ayuno agradable a Dios

miércoles, 18 de febrero de 2015
“…Consultan mi oráculo a diario,
muestran afán de saber mis caminos,
como si fueran un pueblo que practicara la justicia
y no hubiesen abandonado los preceptos de Dios.
Me piden sentencias justas, 
quieren tener cerca a su Dios
y exclaman: "¿Para qué ayunar, si no haces caso?
¿Para qué mortificarnos si tú no te fijas?"



Mirad: es que el día de ayuno
buscáis vuestro interés y explotáis a vuestros servidores;
es que ayunáis entre riñas y pleitos,
dando puñetazos sin piedad.
No es ese ayuno que ahora hacéis
el que hará oír en el cielo vuestras voces.

¿Acaso es ése el ayuno que yo quiero
para el día en que el hombre hace penitencia?
Doblar la cabeza como un junco,
acostarse sobre saco y ceniza,
¿a eso llamáis ayuno, día agradable al Señor?


El ayuno que yo quiero es éste:
abrir las prisiones injustas,
desatar las coyundas de los yugos,
dejar libres a los oprimidos, romper todas las cadenas;
partir tu pan con el que tiene hambre,
dar hospedaje a los pobres que no tienen techo;
cuando veas a alguien desnudo, cúbrelo,
y no desprecies a tu semejante.


Entonces brillará tu luz como la aurora,
en seguida te brotará la carne sana;
tu justicia te abrirá camino
y detrás de ti irá la gloria del Señor.
Entonces clamarás al Señor y él te responderá,
gritarás y él te dirá: «Aquí estoy».


Cuando destierres de ti los yugos,
el gesto amenazante y las malas intenciones;
cuando partas tu pan con el hambriento
y sacies el estómago del indigente,
entonces brillará tu luz en las tinieblas,
tu oscuridad se volverá mediodía.” 
(Isaías 58)

Mensaje de Cuaresma del Ministro Provincial

viernes, 6 de febrero de 2015
Hermanos 
el Señor les dé 
su paz. 

Continuando con la temática propuesta para este año “la comunidad expresión de la fraternidad", que nos ayudará a profundizar nuestro sentido de identidad y pertenencia a la familia Conventual, les propongo para que esta Cuaresma sea un tiempo de fe y conversión, la oportunidad de recordar, entender y vivir el primer nombre que se le dio a nuestra Orden: "los penitentes de Asís". Deseo que a través de esto nuestras comunidades puedan entender y vivir el sentido teológico de la penitencia como actitud cotidiana de acogida y apertura al hermano, ya que no basta con dejar de comer o cambiar el tipo de alimentos que ingerimos los viernes y conformarnos con llamarlo o confundirlo con el ayuno. 

Lo que se nos pide va más allá: una manera de vivir nuestra conversión y asociarnos a las iniciativas y actividades que la Iglesia hace por sus hijos, de manera especial por los que están alejados o cerrados a la gracia/amor de Dios. En este tiempo de conversión personal y comunitaria, pidámosle juntos a Dios que nos conceda una mirada fraterna sobre los hermanos, las necesidades, iniciativas y actividades de nuestra Provincia, para hacer y recorrer juntos éste camino de conversión. Esta es la oportunidad para apoyar y apoyarnos en los hermanos con los que queremos vivir nuestra vocación, ya que fuimos llamados para vivir y construir la fraternidad. 

Por eso exhorto a los guardianes a animar a las fraternidades que les fueron confiadas: a programar y proponer los modos de cómo pueden vivir de manera comunitaria la penitencia; a nutrirse de los escritos de san Francisco, como el oficio de la pasión y en donde exhorta a los hermanos a hacer penitencia; de igual manera propongo a los párrocos que inculquen y compartan con los feligreses nuestra espiritualidad (la penitencia y el ayuno de los franciscanos, así también a retomar el pan de los pobres de san Antonio de Padua, cada 13 de mes); de manera especial hago un llamado a las casas formativas, para que los rectores, den a conocer e inculquen a los frailes en formación inicial, de manera clara, el sentido teológico de la penitencia. 

 Bien hermanos, no me queda más que pedirle a nuestro Buen Dios, que nos conceda ver todo lo que Él nos da cada día, para que, aprovechándolo, vivamos nuestra conversión personal y comunitaria, y así con nuestra vida demos gloria al Dios que nos ha llamado a estar con Él, sirviéndolo en nuestros hermanos. Saludos y bendiciones.



Fray Francisco Díaz Valdez 
Ministro Provincial
Bosques de Morelos, 03 de febrero 2015
 

Conventuales en Mèxico

Yo vivo por ti

El puente