Semana de Estudios Franciscanos 2014

jueves, 24 de julio de 2014
…descubrir la belleza presente en la realidad y desear dejarse tocar por ella.



Con la renovación de los votos temporales de los frailes que estamos en proceso formativo, fue concluida la Semana Filosófica–Teológica.  Ésta se llevó a cabo del lunes  14 al viernes 18 de julio en el convento de María Inmaculada en Cuautitlán Izcalli, Edo. Mex. El tema de la semana fue “La Estética Franciscana”, y durante el curso pudimos analizar La Estética desde el pensamiento filosófico hasta llegar a la importancia que tiene para el pensamiento teológico cristiano y, por supuesto, para el franciscanismo.

Desde la filosofía podemos decir que Estética es reflexionar sobre el arte y su objeto formal: La Belleza. Ésta implica perfección; y es por ello que cuando se reflexiona en el arte, principalmente en la edad media, éste aspira a Dios, porque lo bello es una cualidad de Ser, nos dice Platón. Y de esta manera entendemos la importancia del Arte-Sacro dentro de la Iglesia: la música, la arquitectura, la pintura, la escultura y la poesía reflejan la belleza (perfección) de Dios.

San Buenaventura en sus Collationes in Hexaëmeron, nos dice que de Dios procede lo Uno, lo Bello, lo Bueno y lo Verdadero; trascendentales que expresan el misterio de la Beata Trinidad. Es por ello que frente al misterio divino el hombre sale de sí mismo y se abre a su real vocación: Ser lugar de la belleza divina.

Resulta interesante para nosotros que estamos en proceso formativo reflexionar sobre el valor de la Estética en nuestra vida. Es en estos momentos formativos cuando reconocemos la importancia del estudio de la Filosofía; ya que ésta nos ofrece los elementos conceptuales, racionales y éticos que nos auxilian para abordar la Teología que a su vez solidifica en nosotros la Fe. Y en cuanto a la semana vivida, Filosofía y Teología  nos guían al análisis de la Estética para descubrir ‘lo bello’ en la Realidad que nos muestra a Dios.

Hemos renovado nuestros votos y a la vez reflexionamos desde la Filosofía y la Teología sobre la importancia de la Estética en nuestro estilo de vida, ¿qué estilo de vida? La vida del Hermano Menor, aquel que al igual que Francisco de Asís desea  “… guardar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin propio y en castidad.”(Rb) Votos religiosos que reflejan la belleza de Dios mismo en el carisma franciscano.

La Estética Franciscana consistirá entonces en dejarse guiar por el Espíritu del Señor y su Santa operación para alcanzar la perfección desde la bondad y descubrir con ello la belleza de la fraternidad y minoridad  como bases de la vida franciscana y dejarse tocar por ellas.

Camino difícil para este nuevo año de renovación de votos para el seguimiento de Cristo, porque la tarea de reflejar la Belleza de Dios ya no está fundado (o no debería estar) sólo en la emoción o el sentimiento, o incluso la utopía. Con el estudio estamos obteniendo elementos que nos ayudan a profundizar en los ‘por qués’   de nuestra vida, de esta manera la Razón y la Fe nos ayudarán a construir la madurez humana como fieles servidores de Jesús y de los hermanos para reflejar la belleza del carisma franciscano. ¿Tarea  difícil? Para eso “… el Señor me dio hermanos”.



  
 

 



0 comentarios :

Publicar un comentario

 

Conventuales en Mèxico

Yo vivo por ti

El puente